Free Communication eBook

Sacando la basura

No, esto no es un caminar morboso a la complejidad de mi engañoso y depravado corazón. Como John Donne dijo mucho mejor que yo:

“¡Pobre  alma compleja! Alma enigmática, perpleja y complicada!”

El laberinto interno de mi corazón es verdaderamente desalentador y depresivo. Y yo me auto-engaño, ¡sí! Sin embargo, tengo la suficiente conciencia- por la gracia de Dios- acerca de la doctrina del hombre y la doctrina del pecado para saber y balancear de una manera sospechosa la futilidad y los peligros de la introspección con la necesidad bíblica de la introspección. En pocas palabras, soy exhortado por las Escrituras a mirar, pero no a detenerme. Por cada mirada que hago hacia mi pecado quiero hacer diez miradas a la Cruz.  Esta es un frágil intento de hacer una mirada.

Aún más, al leer Efesios 4:22 debo estar al tanto de qué “quitar” para poder…bueno, quitar el viejo hombre. No puedo quitar el viejo hombre si no sé qué tengo que quitar. Si tengo que sacar la basura, entonces necesito saber dónde está la basura. No puedo sacar nada que o no sepa qué es, o peor aún, dónde esté. Debo saber tanto lo que es y su ubicación.

Afortunadamente, no tengo que pensar por mucho tiempo acerca de la ubicación. ¡Necesito quitar el pecado que está en mi corazón! Mi corazón es dónde mi tesoro está. Pero el saber qué es lo que tengo que quitar es un poco más complicado. Por lo tanto, a través de la oración, consejería y reflexión persona mi meta es cambiar por la gracia de Dios, el mortificar las obras de la carne, con el propósito de glorificar a Dios en mi santificación.

Con este menester en mente he buscado, orado, preguntado y reflexionado con el intento de atacar mi orgullo, cambiar y glorificar. Lo que tengo en estas confesiones es mi lista personada y bien cultivada de pecado. Como diría Gollum: “esto es mis preciosidades”, las cosas que están cerca y que son preciadas para mi corazón. Y, desafortunadamente, mis “preciosidades” está en plural. Nunca he sido demasiado leal a un solo ídolo. Disfruto y busco muchos ídolos en mi corazón.

Pero alabado sea Dios, hay solución a todo esto y se encuentra en una colina. Una vez que encuentro la basura tendré el privilegio gozoso y lleno de gracia de llevar mi basura a esa colina para desecharla apropiadamente.

Confesión #1

Farisaísmo—este es un pecado fundamental de mi corazón. Es simplemente tener una visión mayor de mí mismo de lo que a Dios le agrada, lo que ocasiona que sea tentado (y algunas veces ceda a la tentación) de compararme con otros. Este pecado fundamental, cuando uno cede a éste, lleva a la condescendencia y a actitudes arrogantes hacia los demás, o peor aún, por este gran amor que tengo a mí mismo puedo vivir un odio bíblico en el sentido de que ya sea no sirva a los demás o estoy tan endurecido por este pecado que he disminuido la sensibilidad a la guía del Espíritu para servir a otros. Lo que quiero decir con esto es que mi pecado ha disminuido mi “radar” espiritual, para decirlo así, al punto en que no puedo sentir cómo servir a otros.

¿Cómo sé cuando estoy pecando con Farisaísmo? Aquí hay algunos indicadores:

  1. No soy amable ni amoroso hacia otros.
  2. Soy crítico y/o chismeo sobre otros.
  3. No sirvo a otros.
  4. Demando de los demás.
  5. Soy más rápido para pensar en los pecados de los demás que en los míos.
  6. Juzgo a otros.
  7. Soy egoísta y manipulo la situación para mi propio bien antes que el de los demás.
  8. Mis deseos y esperanzas vienen antes que la de los demás por mi alto concepto de mí mismo.
  9. Me enojo fácilmente. .
  10. Me puedo volver impaciente rápidamente.
  11. Soy tentado a no pensar lo mejor de los demás, de situaciones y/o de Dios porque mis primeros pensamientos son acerca de mí, lo que es mejor para mí según mi perspectiva pecaminosa.
  12. Y lo peor aún, mi consciencia se puede endurecer por el pecado de farisaísmo que viva con una mentalidad y estilo de vida de lo que merezca. Esto es auto decepción.

Solución: ¡El Evangelio!

Hacia la colina voy…

Print Friendly, PDF & Email
Filed Under:
Tagged: