Get Our 2020 Fall Campaign Flyer

Leccion 11

Me gusta mucho esta lección.  Me hace pensar en Jesucristo.  Jesucristo es el mejor ejemplo de “la persona inaceptable.”  Fue rechazado y despreciado por el mundo.  El mundo no tuvo nada de estimación para el.  Según el mundo, Jesucristo era poco atractivo, poco deseable, y completamente inaceptable.

Sin embargo, Jesucristo era el hombre designado por Dios para realizar la labor de redención más importante y significativa de la historia.  Jesucristo era una persona fabulosa; millones de personas lo veneraban antes de su muerte, y más de dos mil millones personas lo veneran hoy.  Entónces parece irónico que mientras viviera los hombres sabios lo rechazaban.  Para los sabios, lo que decía Jesucristo no tenia sentido.

¿Y qué piensas tu? ¿Qué características personales tienes en cuenta al elegir a amigos?  ¿Cuando buscas  amigos, cuál tiene prioridad: la santidad o la capacidad de ser aceptado por el mundo?  Acuérdate de que la santidad nunca puede convivir con la aceptación del mundo corrupto.  Para mí, creo que Jesucristo es una persona genial.  ¿Te importa más ser aceptado por Dios o ser aceptado por el mundo?

¿De quién son las opiniones que tienen más valor en tu vida?  ¿Son de Dios o son del mundo?  Espero que sean de Dios.  Lo más importante es aceptar a Jesucristo y dedicarle tu vida, porque un día de estos tendrás que admitir que él es el rey de los reyes.  ¡Acuérdate de que Jesucristo es fabuloso!

Por eso, Dios le dio el más alto honor
y el nombre que está por sobre todos los nombres,
 para que se arrodillen ante Jesús
todos los que están en el cielo,
en la tierra y debajo de la tierra,
 y para que todos reconozcan que Jesucristo es el Señor,
dando así honra a Dios Padre.

Filipenses 2:9-11 (PDT)

La gente lo despreció y hasta sus amigos lo abandonaron;
era un hombre lleno de dolores y conocedor del sufrimiento.
Y como alguien a quien otros evitan,
lo despreciamos y no pensamos que fuera alguien importante. – Isaías 53:3 (PDT)

 

Filed Under:
Tagged: