Get Our 2020 Fall Campaign Flyer

La lanza que afiles te puede clavar el corazón: estudio de caso

Shari es una señora amargada e insegura, su vida ha consistido en pasar de una relación rota a otra. Cinco años atrás ella conoció a Kennon y tuvieron una relación muy física y descontrolada. Ellos fueron impuros en su relación, pero excusaron lo que estaban haciendo al casarse apresuradamente. A pesar de que algunos amigos tenían cierta reserva en cuanto a que Kennon y Shari se casaran, nadie les habló porque esta pareja se mantenía a un brazo de distancia de relaciones que pudieran serle de ayuda y que se preocupaban por ellos.

Su matrimonio estaba condenado desde el principio. La actitud crítica y la inseguridad de Shari alimentó el deseo de Kennon por respeto y afirmación. Después de cuatro años de matrimonio, Kennon empezó una relación insinuante y coqueta con una mujer de su trabajo, en seis meses él estaba involucrado totalmente en adulterio.

Los pecados de Kennon son numerosos y él es totalmente responsable por cómo él escogió pecar contra Dios y su esposa. A través de consejería él ha admitido sus muchos pecados y se ha arrepentido. Actualmente él está tratando de vivir su arrepentimiento al trabajar en las diferentes cosas que lo llevaron a pecar tanto antes de su relación con Shari como en su matrimonio.

Su humildad y arrepentimiento ha sido inspirador para otros.

Shari, por el contrario, no está arrepentida en lo absoluto. Ella está enojada, es acusativa y crea división. La ira que tiene y la herida de Kennon la han cegado para ver cómo ella también ha sido una “cómplice” en el pecado de él. La lanza que ella ha estado afilando por años ahora está clavando su corazón.

Shari tiene una lengua que critica, se queja y condena; su propio deseo de ser aceptada ahoga todas sus relaciones hasta el punto de terminarlas. Nadie, ni siquiera Kennon, puede soportar una relación con ella. Lamentablemente, ella no puede ver cómo su actitud ha contribuido a alejar a su marido fuera de su vida y hacia los brazos de otra mujer. Eventualmente, ella aleja a todas las personas de ella.

Ninguna de las personas que está familiarizada con esta historia se hace de la vista gorda con lo que Kennon ha hecho, pero es muy evidente para todo el mundo que se necesitó dos personas para destruir el matrimonio. Desafortunadamente, el dolor que ahora Shari experimenta fue, en parte, causado por ella misma.

Preguntas de aplicación:

1. ¿Cómo aconsejarías a Shari?

2. ¿Cómo aconsejarías a Kennon?

3. Pregunta a un amigo de confianza lo que otros perciben de ti: ¿eres considerado generalmente como una persona que da aliento o no? Pregunta a tu conyugue, hijos, padres y amigos para que “analicen tu lengua”.

Print Friendly, PDF & Email
Filed Under:
Tagged: