Get Our 2020 Fall Campaign Flyer

Diez consejos para matar tu matrimonio

RM Diez consejos para matar tu matrimonio

English podcast version above and English article version here: Ten tips to kill your marriage. Translated by our friends at http://teogracia.com/ Find all of our other language articles here.

Amamos a los ganadores.

  • ¡Ve! ¡Lucha! ¡Gana!
  • Los ganadores nunca pierden, y los perdedores nunca ganan.
  • Jugamos el juego para ganarlo.

Me he dado cuenta por casi dos décadas de consejería que muchos cristianos han abrazado la ideología del ganador, y han incorporado el ganar a toda costa en sus matrimonios.

Esto me hizo pensar que el ganar es un deseo tan fuerte dentro de estos matrimonios que probablemente sería útil tener un plan de juego para una competencia dura. Quiero decir, ¿quién quiere perder? Dios ama a los ganadores, y usted no quiere estar atrapado en el lado equivocado de las posturas maritales. ¿Cierto?

Estos diez consejos para ganar fueron escritos por hombres y mujeres en un esfuerzo para nivelar el campo de juego. Por supuesto, puedes hacer tuyos todos los diez, y si lo haces bien, entonces en poco tiempo tu cónyuge estará completamente derrotado o derrotada.

Y recuerda, al vencedor va el botín. Así que, vamos a tener varias felicitaciones, seguido por saludos alrededor, y luego nos lanzamos a estos consejos que alteran el matrimonio. Y en las palabras del apóstol Pablo:

¿No saben que en una carrera todos los corredores compiten, pero sólo uno obtiene el premio? Corran, pues, de tal modo que lo obtengan. – 1 Corintios 9:24 (NVI)

Consejo #1 – Siempre ten la última palabra

Sé que Santiago habló de ser pronto para oir y tardo para hablar, pero si tú quieres ganar, tú debes tener la última palabra (Santiago 1:19). He encontrado que una de las maneras más efectivas de lograr este objetivo es no escuchar a mi cónyuge.

Lo que debes hacer mientras ella está hablando es pensar qué quieres decir a continuación. Si ella habla mucho y tú eres un poco lento en la recepción, entonces necesitarás más tiempo para volver a prestarle atención.

Bienaventurado el varón que está con una mujer habladora. Eso le da más tiempo para afilar su propia lengua. – Proverbio hedonista

Consejo #2 – Destrúyala con un golpe bajo

La palabra corrupta, como la crítica y el sarcasmo, son eficaces aquí. Esto es contrario a la apelación de Pablo en Efesios 4:29 sobre edificar a la otra persona, pero estamos hablando sobre ganar. No deje que la humildad o una postura centrada en el Evangelio se interpongan en el camino aquí.

El sarcasmo literalmente significa  cortar la carne. Es como un cortador de carne que corta las partes que no tienen valor. Cuando usted usa el sarcasmo con su cónyuge, es una manera de quitarle su valor. Sin duda esto la pondrá en su lugar de modo que tendrá una ventaja en la competencia matrimonial.

Consejo #3 – Cambie las palabras de ella para atarla

Este consejo es para el boxeador más avanzado. Se requiere un cierto grado de destreza mental para cambiar las palabras su esposa, pero si ella es realmente el vaso más frágil y usted es cualquier tipo de hombre, sería capaz de ganar esta batalla también.

Una de las claves es endurecer tu conciencia (Hebreos 3:7). Si por casualidad el Espíritu de Dios trata de romper lo que usted está haciendo, necesitarás entrar en modo de racionalización o defensa para que pueda silenciar tu voz interior (Romanos 2:14-15).

Es difícil  hacer este juego con su esposa si no eres auto-engañado.

Consejo #4 – Haga el “no es mi trabajo” como su visión de vida

El trabajo de un hombre se encuentra fuera de casa y el trabajo de la mujer es dentro de casa. Haga propia esta agenda antibíblica mediante su ingreso a casa en modo de coma: Coga el control remoto y empiece a navegar por los más de 900 canales de su televisor o sumérjase en el internet.

También puede disparar su sentimiento de culpa sobre ella haciendo algunas críticas bien colocadas sobre cómo mantiene la casa. La casa es su castillo y ella es el guardián de la misma.

Consejo #5 – Nunca se equivoque

Admitir sus errores es debilidad. Aunque Juan quiera que confesemos nuestros pecados (1 Juan 1:7-10), el hombre fuerte nunca tiene pecados que confesar. Esto requerirá más auto-engaño de su parte, pero si usted tiene cualquier juego en absoluto, puede hacer esto (Hebreos 4:7).

La justificación será tu mejor amiga. Justificarse es declararse no culpable. Ahora, sabemos que sólo el Señor nos puede justificar, pero estamos hablando de ganar, ¿no?

Si continuamente se declara a sí mismo como no culpable, su esposa pronto comprenderá el mensaje y dejará de tratar de convencerlo de cualquier cosa. Usted ganará y ella será suficientemente batida en la sumisión.

Muy bien señoritas. Aquí hay algunos consejos para conseguir que la pelota ruede a su favor. Con mucha práctica podría ser una fuente primaria de desaliento para su marido.

Consejo #6 – Retener el aliento

Pablo habló de cómo la bondad es el ingrediente que el Señor utiliza para motivar a una persona a cambiar (Romanos 2:4). Ser amable es edificar. Es una manera de motivar por la gracia. Siempre en busca de evidencias de la bondad de Dios en la vida de su marido.

Si usted retiene el aliento entonces él comenzará a estar desmoralizado. Esto es lo que yo llamo el síndrome del cachorro abatido. Si no eres amable con él, él comenzará a apagarse.

Consejo #7 – Regáñale a muerte

El último consejo fue sobre la retención de algo. Este consejo es sobre darle algo. Conviértete en la gotera continua la cual Salomón habló en Proverbios 27:15. Tus palabras críticas serán como lanzas a su corazón.

Con el tiempo él morirá por mil cortes de papel. Retener el aliento mientras se le critica es la combinación perfecta que lo vencerá en cualquier momento. Usted lo verá rápidamente agitar la bandera blanca.

Consejo #8 – Sea muy sensible

Este es un movimiento contra-intuitivo. La manera de ganar es siendo débil. Es un poco como la Biblia (2 Corintios 4:7). Un poco. Si usted se convierte en una perversión del vaso frágil, de la cual Pedro habló (1 Pedro 3:7), siempre emocional e irracional, él puede ceder y renunciar a su matrimonio.

Lo tendrá tan paranoico que él tendrá miedo de decir o hacer algo. Mantenlo adivinando. Él nunca sabrá cómo usted reaccionará. Hasta este punto, usted lo posee.

Consejo #9 – Sobre-comprométete para que siempre estés cansada

El exceso de la programación de su vida matará cualquier matrimonio. Su objetivo es estar siempre en movimiento. Estar ocupada durante el día y estar cansada durante la noche. Esto motivará a su marido a buscar otras cosas para hacer. Sólo ora para que las “otras cosas” no sea otra mujer, o pornografía.

Si usted tiene hijos, esto será fácil para usted. Consiga que se inscriban en tantas actividades extra-curriculares como sea posible. Adora a los dioses del deporte. Después los niños estarán suficientemente atendidos, hasta que ellos sean entrenados para ser egoístas sin usted, luego usted necesitará otro pasatiempo. La clave es estar ocupada y cansada.

Consejo #10 – Traiga a memoria los errores del pasado

Nunca jamás deje de lado el pasado. Usted no tendrá que preocuparse por sus actuales metidas de pata si sigue recordando el pasado delante de él. Si ustedes han tenido relaciones sexuales antes de casarse, entonces es un hecho. Él nunca será capaz de superar ese paso en falso.

Dios le ha atado a él para ser un líder. Cuanto más le recuerde sus fracasos personales, más será capaz de desentrañar lo que el Señor ha puesto en él. Finalmente él perderá todo el corazón y aceptará su crítica: él es un perdedor.

RickThomas.Net remains free (and ad-free) though it takes me hundreds of hours a month to research and produce, and thousands of dollars to sustain. If you find any joy and value in what I do, please consider becoming a Member by supporting with a recurring monthly or annual donation of your choosing, somewhere between a cup of coffee and a good dinner.

Una última reflexión sobre la pérdida

Jesús fue un perdedor de acuerdo a muchas personas. Incluso sus amigos más cercanos tropesaron por su estilo de liderazgo (Marcos 8:32). Al final de su vida, todos le abandonaron (Mateo 26:56). Ellos no podían aceptar la pérdida como el camino hacia la victoria. Después de toda Su enseñanza, ellos todavía no entendieron la locura del Evangelio (1 Corintios 1:18-25).

Pero muchos de los primeros serán últimos, y muchos de los últimos serán primeros. – Mateo 19:30 (NVI)

Así que los últimos serán primeros, y los primeros, últimos. – Mateo 20:16 (NVI)

Ellos no querían ser los últimos y ellos no quería perder. Ellos eran como nosotros: ganar es lo único que importa, incluso si tuvieran que cortar la oreja de una persona (Juan 18:10). En realidad agarrar una toalla y un recipiente de agua estaba por debajo de ellos (Juan 13:1-17 NVI).

Dar tu vida por otro es un puente demasiado largo que la mente de un egoísta no puede comprender (Juan 15:13; Marcos 10:45; Efesios 5:25). Ellos eran miopes en su visión del plan de Dios para los demás (Hebreos 12:2).

Si no puede abrazar la pérdida, como ser el segundo en su matrimonio, entonces usted será el más perdedor de todos (Efesios 5:21 NVI). No sólo descenderá balanceándose, sino que se llevará a su matrimonio con usted.

Para ganar a toda costa, crea una competencia antibíblica entre dos personas. Cuando una pareja se convierte en competidores, el matrimonio se pierde. Cuando ganar o perder son las cosas más importantes en una relación, entonces el matrimonio se está dirigiendo con aceleración hacia la disfunción.

Si cualquiera de los diez consejos le describe, a continuación le hago un llamado a que cambie. Usted no va a ganar en el matrimonio o cualquier otra relación si rehusa a humillarse a sí mismo y llevar una vida contraria a la que Jesús instituyó.

Voy a dejarle con algunas preguntas de evaluación para ser discutidas con su cónyuge. Si ustedes no pueden discutir estas cosas sin entrar en un conflicto, entonces necesitan ayuda ahora.

Consejo #1 – Busca escuchar, no hablar

  • ¿Qué tan activo usted escucha?
  • ¿Es su objetivo ayudar a su cónyuge a ser clara para obtener los puntos que hizo?
  • ¿Sabés cómo hacer para que su cónyuge sea una comunicadora más eficaz?

Consejo #2 – Levántala con tus palabras

  • ¿Su cónyuge lo caracteriza como un animador?¿por qué o por qué no?
  • ¿Busca activamente maneras para decirle “gracias” a su cónyuge?
  • ¿Le da gracias con regularidad a Dios por su cónyuge? ¿Si no, por qué?

Consejo #3 – Dale su espacio y gracia para hablar

  • ¿Crea contextos de gracia que le dan libertad de expresar todos sus pensamientos?
  • ¿Le da mucho espacio para cometer errores de comunicación, ya que no se trata de decirlo perfectamente? Se trata de entenderla.
  • ¿Piensa con regularidad en su esposa, tratando de entenderla más eficazmente? ¿A qué se parece?

Consejo #4 – Su trabajo continúa después de llegar a casa

  • ¿Está planeando proactivamente en su viaje a casa cómo servir a su esposa? ¿Si no, por qué no?
  • ¿Está preguntándole con regularidad cómo puede ser un siervo más eficaz con ella?
  • ¿Cuánto necesita cambiar en esas áreas?

Consejo #5 – Usted no está santificado por completo

  • ¿Tienes una auto-desconfianza bíblica acerca de ti mismo?
  • ¿Eres más rápido para admitir tus errores antes que los de ella?
  • ¿Qué es lo que pasa contigo que hace que sea difícil confesarle tus pecados a tu cónyuge?

Consejo #6 – La bondad de Dios conduce al cambio

  • ¿Es imposible para ti evitar decirle cosas amables a tu cónyuge?
  • ¿Qué es lo que su cónyuge recibe más de usted: su desaliento o su ánimo?
  • ¿Qué necesita cambiar en cuanto a su comunicación?

Consejo #7 – La alegría es una hermosa joya

  • ¿Cómo experimenta su marido tu descontento? ¿Cuánto necesita cambiar?
  • ¿Regularmente te identificas con el arrepentimiento bíblico? ¿Si no, por qué no?
  • ¿En qué maneras tu esposo se ha convertido en un ídolo?

Consejo #8 – Dios es tu fortaleza

  • ¿Cómo la gracia de Dios te ayuda a tomar cautivo todo pensamiento? Ver 2 Corintios 10:3-6.
  • ¿En qué maneras eres muy sensible y cómo eso habla a los ídolos de tu corazón?
  • ¿Qué temes con respecto a tu matrimonio o de qué tienes miedo en tu matrimonio?

Consejo #9 – La planificación de la agenda es un asunto de mayordomía

  • ¿Cuánto necesitas cambiar tu agenda para cambiar tu matrimonio?
  • ¿Tu marido obtiene tu mejor tiempo o el tiempo que te sobra?
  • ¿Cuánto necesitan cambiar ambos para tenerse el uno al otro como prioridad en su agenda?

Consejo #10 – El evangelio neutraliza todo pecado

  • ¿Hay pecados pasados que ustedes no han resuelto? ¿Si no, por qué no?
  • Si los pecados pasados son neutralizados y entregados a Dios, ¿Todavía los recuerdan para la revisión conyugal? ¿Por qué?
  • ¿Cómo juega su auto-justicia en su matrimonio? La auto-justicia es una actitud de ser “más grande/mucho mejor”.

¿Por favor hablará con su cónyuge sobre estas cosas? Si no es posible, ¿podría ir a la autoridad de su iglesia local y hablar sobre su matrimonio?.

Filed Under:
Tagged: